Saltar al contenido

Descubre los productos de alimentación ecológica

Productos de alimentacion ecologica

En Europa se ha extendido la tendencia a producir alimentos ecológicos de buena calidad. España está en el grupo de cabeza de países que lideran esta práctica. El alimento ecológico se obtiene a partir de una producción agrícola y pecuaria de la manera más natural que es posible.

Por fortuna, en estos últimos años la preocupación por una alimentación más gana está más presente cada día en nuestro mundo. Los productos ecológicos suelen encontrarse por lo general en mercadillos o locales que se dedican a la alimentación natural. En las grandes superficies, la mayoría de las veces solo encontramos productos industrializados donde las sustancias químicas están presentes.

¿Qué son los productos de alimentación ecológica?

Un alimento ecológico se obtiene a partir de una producción agrícola y pecuniaria que se lleva a cano de la manera más natural. A esta clase de producción se le define como un sistema de gestión de la producción que ayuda a la mejora del ecosistema.

Las prácticas de gestión tienen que ser las protagonistas en lugar de los fertilizantes y pesticidas, adaptando lo sistemas a cada localidad en concreto. Hablamos pues, de un sistema de producción que respeta el medio ambiente y produce alimentos más sanos.

El objetivo es producir gracias a métodos agronómicos, mecánicos y biológicos en vez de usar materiales sintéticos. Todo ello hace que los alimentos que se producen sean más respetuosos con el medio ambiente, reduciéndose la contaminación del agua y el suelo, colaborando a que el sistema agroalimentario sea más sostenible.

¿En qué se basa a producción de alimentos ecológicos?

Vamos con los principios:

  • Uso de la menos cantidad que sea posible de pesticidas o fertilizantes.
  • Utilización de pesticidas de origen natural. No a los sintéticos.
  • Definición para establecer los materiales permitidos, restringidos y los que deben ser prohibidos.

Beneficios de los alimentos ecológicos

  • Estos alimentos se obtienen partiendo de ingredientes puros y naturales, los cuales no tienen riesgos de haber sido modificados genéticamente ni tienen productos artificiales añadidos. De esta manera se respeta el equilibrio natural y el sabor auténtico de los alimentos. La biodiversidad local aumenta al usar productos naturales.
  • Como para obtener alimentos ecológicos se necesitan fertilizantes orgánicos de reducida solubilidad y en cantidades exactas, se produce una menor contaminación del suelo y de las aguas subterráneas.
  • Mejor calidad del aire al no usarse pesticidas.
  • Al evitarse la contaminación a nivel ambiental, no se producen residuos fitosanitarios y los aditivos que causan gran cantidad de intolerancias y alergias a los alimentos.
  • Se reduce o evita que aparezca la hiperglucemia, ya que muchos alimentos no ecológicos tienen azúcares refinados que asimilamos de manera rápida y con frecuencia ocasionan problemas en nuestra salud.
  • Como consecuencia de que la producción de alimentos ecológicos precisa de más mano de obra, esto hace que se produzca un aumenta en la oferta de empleos.
  • Las propiedades nutricionales de los alimentos se conservan mejor cuando estos son frescos y maduran al sol, algo que no ocurre con los alimentos envasados al vacío.
RECOMENDADO  Remedios de la naturaleza para eliminar la celulitis

Alimentos convencionales vs alimentos ecológicos

Pese a que no existen evidencias definitivas de si un producto ecológico alimenticio es de mayor seguridad o más nutritivo que uno que se produce de forma convencional, si que algunos estudios han demostrado las diferencias existentes entre el ganado bovino que se alimenta con fórmulas químicas y los que lo son con fórmulas orgánicas, especialmente cuando hablamos de los efectos sobre la calidad de la carne que pueden aparecer de forma posterior.

Una de las grandes diferencias entre esta clase de alimentos lo podemos encontrar en la apariencia. Factores como el color, brillo o tamaño de los alimentos pueden hacer que parezcan inferiores cuando los comparamos con los convencionales, haciéndolos no tan atractivos para el consumidor.

Otro aspecto importante es el tiempo de vida útil, ya que suelen durar menos que los alimentos convencionales.

Por el contrario, los mejores alimentos ecológicos, como por ejemplo las frutas y vegetales ecológicos, cuentan con un mayor número de vitaminas y minerales que los que se producen de manera convencional, especialmente por el menor contenido de agua y cuentan con unos nutrientes más concentrados. Si a todo esto le sumamos que no tienen residuos sintéticos, vemos como los alimentos ecológicos son de lo más conveniente.

La web de los amantes del Yoga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *