Superar la timidez y las dudas en tí mismo como profesor de yoga

3 Consejos para superar la timidez y las dudas en tí mismo como profesor de yoga

Has leído un montón de libros de Yoga , has estudiado los nombres en sánscrito de las posturas , sabes que es el músculo piriforme  y cómo activarlo, y te acaban de entregar tu certificado de profesor de yoga. Perfecto ¡ahora , es el momento de enseñar!

La transición desde el asiento de estudiante al asiento de profesor puede ser un difícil para algunos yoguis. Somos, por naturaleza y por amor, alumnos – que engullimos tanto conocimiento de yoga como nos sea posible, pero a menudo dudamos de  ” lo que hace falta” para transmitir lo que hemos aprendido hacia nuestros alumnos de una manera convincente. Podemos instruirles a cerca de cómo moverse físicamente en un Saludo al Sol, pero ¿seremos capaces de transmitirles lo que realmente necesitan ? ¿Esa bondad intangible que nos atrajo a la práctica ? Y ahí es donde nuestras dudas, timidez y miedo pueden surgir.

La verdad es que todos los profesores, ya sean recién formados profesores, o hayan estado instruyéndose  durante décadas, tienen momentos en los que dudan de sí mismos. ¡Es simplemente parte de la naturaleza humana !

Pero aquellos profesores a quien admiras, cuyas palabras suenan como poesía, y cuyos 90 minutos de clase se pasan en un abrir y cerrar de ojos  no dejaron que la timidez o la duda impidiera sacar lo mejor de ellos. Son estos profesores los que se dan cuenta de que los mensajes y las lecciones son más importantes que su propio temor. Con miedo o sin él, siguen apareciendo, siguen afinando su voz, siguen transmitiendo y conectando con cada alumno haciendoles sentir a cada uno como único y especial.

En un esfuerzo para ayudar a ponerte en contacto con tu valiente autenticidad, aquí hay 3 consejos para ayudarte a dejar atrás tu timidez y falta de confianza, para que puedas convertirte en el maestro de yoga que estás destinado a ser:

1 . ¡Deja de compararte con los demás!

En primer lugar, deja de compararte con cualquier otro profesor de yoga, eso te hace sentir desanimado y ” menos que él” . Tú eres único, por lo que no deberías enseñar como nadie más, ¡deberías enseñar como TÚ mismo! Cada vez que te encuentres comparándote de una manera negativa, respira profundamente , y piensa que si esos otros profesores pueden encontrar su voz de yoga única, ¡tú también puedes! Hay miles y miles de personas que aman y practican yoga , y todos ellos necesitan maestros . Además, hay miles de personas que necesitan yoga que aún no están practicando, y necesitan profesores como tu, para ser su puerta de entrada a la práctica . No trates de imitar a otro profesor, se el maestro que tus alumnos necesitan, ¡se TÚ MISMO !

2 . Recuerda: ¡A tus alumnos les gustas!

A veces vivimos tanto en nuestras pensamientos que nos olvidamos de algunas cosas muy fundamentales, una de ellas es que a tus alumnos realmente les gustas. Han elegido tu clase por alguna razón, y siguen asistiendo semana tras semana porque obtienen algo positivo del tiempo que pasan contigo. Esto es algo especialmente bueno a tener en cuenta cuando llegue el momento de publicitar y anunciar tus talleres y clases de yoga, cursos de formación, y clases privadas. Si te encuentras huyendo de compartir todas las maravillosas, divertidas y beneficiosas ofertas de yoga que has organizado, recuerda que tus estudiantes, al igual que tú, quieren aprender de ti  y trabajar contigo, quieren que te vaya bien, y quieren apoyarte en todo lo que puedan.

3 . ¡Recuerda que estás allí para servir!

¿Por qué te convertiste en un profesor de yoga? Te hiciste profesor de yoga para transformar vidas. Te hiciste profesor de yoga para servir a tus estudiantes. Así que ahora, ¡sal de tu propio camino! Cuando dejas que  la timidez o la duda te paralicen, en realidad estás haciendo un flaco favor a tus alumnos. Cuando te olvidas de contarles acerca de una inmersión en el yoga o el taller que vas a estar impartiendo, les estás negando la oportunidad de crecer y expandir su práctica. Tú eres un conducto a través del cual las enseñanzas del yoga fluyen, por lo que no bloquees la “tubería”. Mantén el grifo abierto. Y, cuando surjan dudas y timidez, recuerda : lo estás haciendo para tus alumnos. No se trata de ti, o tu ego, se trata de cambiar vidas a través del yoga.

 

Puedes leer la versión original en inglés de este artículo en: http://www.yogatrail.com/blog/overcoming-shyness-self-doubt-as-a-yoga-teacher/

Yoga Trail

YogaTrail es un directorio de yoga que contiene opiniones y puntuaciones de decenas de miles de centros y profesores de yoga, así como de retiros y eventos de yoga. Página Web: Yogatrail.com

Nos gustaría saber lo que piensas

Leave a reply

CERRAR
Yogateca