Consejos saludables para practicar yoga cada día

La práctica del yoga se está extendiendo cada vez más, si te has decidido a practicarlo debes informarte adecuadamente sobre los diversos tipos de yoga existentes, sus beneficios, contraindicaciones y cuales escuelas están certificadas en tu ciudad.

Con los siguientes consejos saludables para practicar yoga cada día podrás practicar en casa con ayuda de videos o bien, en una escuela especializada.

Practica yoga todos los días

Debes tener un momento del día reservado para la práctica del yoga, debe ser un momento solo para ti, donde no debas apresurarte ni atender otros asuntos. Es importante que practiques yoga con el estómago vacío, es decir, dos o tres horas después de una comida muy abundante o una hora después de una merienda ligera.

Si decides practicar yoga temprano en la mañana, toma un pequeño trozo de fruta o un zumo ligero para activar tu metabolismo. Desayuna luego de la práctica.

Practica regularmente

Aún si no puedes cumplir la hora del punto anterior, puedes concentrarte en practicar yoga entre 10 y 15 minutos por día, lo importante es lo regular que puedas ser.

Esto mejorará tu concentración, incrementará tu flexibilidad y tu fuerza de voluntad.

Los expertos del yoga creen que es mucho más beneficioso una práctica regular, aún si son tres o cuatro asanas por día, que en la práctica del yoga tres veces por semana o en los talleres.

Los expertos afirman que es recomendable una práctica de 15 minutos al día, seguida por prácticas más extensas a lo largo de la semana.

Selecciona el momento del día adecuado

Debe ser un momento del día cuando te sientas más flexible, generalmente por la mañana nos despertamos muy rígidos y el practicarlo en la noche nos impide realizar ciertas posturas que pueden provocar insomnio. El mejor momento es en la tarde, luego que finalizamos todas nuestras tareas diarias.

Para algunas personas, el mejor momento es nada más despertar. De esa forma puedes despertar unos minutos antes y disfrutar de esos valiosos momentos libres practicando yoga.

¿Dónde practicar yoga?

Si vas a practicarlo en casa selecciona un lugar con suficiente espacio para moverte hacia los lados y tenderte en el suelo. Debe ser un lugar que puedas aislar del mundo exterior, es decir, donde puedas estar lejos del ruido de televisores, teléfonos y móviles.

El piso debe ser liso pero no resbaloso, si lo es, requerirás de una estera o de una alfombra.

Las esteras pegajosas o de ejercicio son las ideales, también puedes optar por alfombras con tejidos apretados o acolchadas si hace frío. Necesitarás también una almohada firme o una tolla suave doblada, será útil si tu espalda baja, los isquiotibiales o tus caderas no son muy flexibles.

Requerirás de una correa larga, una cinta o un cinturón de albornoz, te ayudarán a estirar los músculos isquiotibiales.

Mantén todos los accesorios cerca de ti en el lugar de la práctica y recuerda vestirte adecuadamente según el ambiente donde vayas a realizar el ejercicio.

Cuidando de tu bienestar y llevando a cabo algunos tips saludables  podrás realizar yoga cada día hasta convertirlo en un hábito de tu vida.

¿Cómo practicar yoga?

Para practicar el yoga debes tener los pies descalzos, para mejorar la tracción y expresar la libertad de los pies. Puedes cubrirlos con calcetines en los meses fríos.

Las prendas más adecuadas para practicar yoga son aquellas cómodas y que permitan una amplia movilidad, pantalones de deporte o de ciclismo son adecuados, así como camisas sin mangas, la ropa no debe ser muy floja o voluminosa. Mantén un suéter cerca en caso de frío.

Conoce los tipos de yoga

Existen casi infinitos tipos de yoga, cada uno adecuado para cada tipo de persona. Existen yogas meditativos, muy mentales y con pocas posturas como el estilo kundalini y el yoga más exigente a nivel físico como el Asthanga.

Consejos de expertos en yoga

Los expertos en yoga cuentan con numerosos consejos para que la práctica de esta disciplina sea lo más placentera y saludable posible.

Exhalaciones largas y profundas

Concéntrate en tu respiración y en tu cuerpo, olvida tu aspecto físico, tu edad y tu flexibilidad, nadie está observándote ni juzgándote. Tu práctica es personal y poco importa lo que piensen los demás.

Ve a tu ritmo, probablemente algunos de los participantes de la clase pueden lograr los asanas de la instrucción, no te desesperes si no logras ejecutar alguno, ve a tu ritmo y se constante, pronto lo lograrás.

Seguir la tradición

Inicia tu práctica bajo la tutela de un instructor calificado, quien, te enseñará la correcta ejecución de las posturas, como evitar lesiones, la filosofía y las técnicas del yoga. Mantén la mente abierta y aprende todo lo que puedas.

Como todas aquellas enseñanzas que provienen de culturas orientales, la espiritualidad y la filosofía se fusionan, creando patrones de pensamiento únicos muy adecuados para la vida diaria.

Informa a u instructor sobre tu condición física

Si padeces de una condición física o una lesión, informa a tu instructor para que adapte las posturas a tu práctica. No guardes para ti estos problemas o puedes lesionarte seriamente. Recuerda, el yoga es para todos, es adaptable y no debes avergonzarte, concéntrate en ir a tu ritmo.

Agua

Las posturas te ayudan a eliminar toxinas de tu organismo, es necesario que consumas mucha agua para facilitar el trabajo de desintoxicación de tu organismo.

Consume entre 2 y 3 litros de agua al día, también incluye en tu dieta alimentos con potasio como el plátano, para mejorar el movimiento de los líquidos en tu organismo.

Calienta antes de empezar

Realiza ejercicios de Sukshma Vyayam o un calentamiento suave antes de empezar para poner a tono tus músculos y evitar lesiones.

Recuerda que los músculos deben calentarse siempre antes de cualquier práctica deportiva.

Sonríe

Mientras practica disfruta, mantén siempre una sonrisa suave en tu rostro, parece mentira, pero mejora tu predisposición e incrementa tu ánimo.

Con lentitud progresarás

Cuando practiques yoga estira hasta el punto en el que te sientas cómodo, luego ve un poco más allá, al punto donde aún se mantiene tu respiración estable. No pases hasta ese punto donde tu respiración se entrecorta. Mantén tu cuerpo estirado hasta el límite de tu zona de confort para mejorar pero no más allá porque te lastimarás.

Yoga Nidra para finalizar la práctica

Luego de finalizar la práctica es recomendable que te recuestes en Yoga Nidra por unos cuantos minutos. Esta técnica en especial ayuda a enfriar tu cuerpo, a consolidar toda esa energía que has generado durante la práctica en la clase.

Esta postura también ayuda a relajar la mente y el cuerpo luego del trabajo que implican las posturas de yoga.

No es solo físico

El yoga va más allá de las asanas o posturas, es también una práctica muy sutil con su propia filosofía. Toma tu tiempo para comprender el significado de las posturas, para aprender los pranayamas o técnicas de respiración y la meditación, todos, en conjunto, te ayudarán a llegar mucho más allá en el yoga, llegando a ofrecerte una experiencia muy espiritual.

Espero que estos consejos saludables para practicar yoga todos los días sean beneficiosos para ti, ya sea que hayas iniciado la práctica de este arte milenario o lleves algún tiempo en una clase, el yoga es para todas las edades y condiciones, así que anímate y empieza a practicarlo si aún no lo haces.

La web de los amantes del Yoga

Nos gustaría saber lo que piensas

Leave a reply

CERRAR
Yogateca