Cómo ayuda el descanso a tu mente

Descansar lo suficiente es la mejor manera de tener nuestro cerebro productivo y funcionando al máximo. Es importante generar tiempos en los que nuestros pensamientos reposen para no caer en el estrés y el agobio. En este sentido, dormir las horas suficientes en un colchón cómodo y ergonómico puede suponer la diferencia entre acabar el día satisfecho y consiguiendo nuestras metas y terminar agotado y abatido. Y es que el cansancio también directamente afecta a nuestro ánimo y a nuestro sentido del humor. Cuanto más descansados estemos mejor podremos resolver nuestros problemas y tomarnos los imprevistos vitales con una mayor deportividad.

Para que el descanso nocturno sea efectivo es importante tener un colchón adecuado. A este efecto los expertos recomiendan una dureza media, los colchones blandos o duros pueden dañar nuestra columna vertebral y crearnos molestias durante el día. Hay que tener en cuenta que mientras dormimos las células de nuestro cuerpo se van regenerando por lo que el sueño se convierte en el principal aliado de nuestro bienestar. Además del colchón hay que dormir en una postura adecuada de forma fetal o boca arriba, para evitar otros daños en nuestra espalda que impidan a nuestro cuerpo recuperarse con normalidad.

También es muy importante el descanso durante el día. Practicar actividades como el yoga o la meditación puede ayudarnos a relajarnos y enfrentarnos de forma más efectiva a las dificultades cotidianas. El encontrar un momento destinado a nosotros y nuestro bienestar, como una especie de santuario en el que los problemas no pueden entrar, ayuda a nuestra mente a estar descansada y, en definitiva, a darnos la importancia que necesitemos. En el tema del descanso no podemos olvidar que está directamente relacionado con nuestro rendimiento en todas nuestras actividades cotidianas y responsabilidades. Trabajaremos mejor con una hora de yoga y ocho horas de trabajo que con nueve de trabajo y ninguna de yoga o relajación.

También la música puede jugar un papel fundamental en la búsqueda del descanso mental. Hay multitud de estudios que recomiendan escuchar determinadas piezas de música clásica debido a las sensaciones que despiertan en nuestro cerebro. En este sentido no podemos olvidar que no toda la música sirve y que hay melodías que pueden tener un efecto contrario al que estamos buscando. Sin embargo, también funcionan muy bien melodías de meditación de culturas orientales y amazónicas, que siempre han sido más conscientes del papel de la música para mejorar nuestra calidad de vida.

Finalmente, y acompañando a las ocho horas de sueño diarias y las actividades y música relajante es recomendable mantener alguna actividad de ocio fuera del horario laboral que nos permita desconectar y disfrutar un rato cada día. Si no conseguimos dejar los problemas del trabajo en la oficina es muy probable que no nos dejen dormir y que no consigamos el descanso deseado. No se trata de desentenderse de los problemas sino de darle a cada uno su dimensión adecuada y ser conscientes que nosotros mismos y nuestro bienestar debe ser la principal prioridad.

La web de los amantes del Yoga

Nos gustaría saber lo que piensas

Leave a reply

CERRAR
Yogateca