Halasana – Postura del arado


    Halasana – Postura del arado

    Hala = “arado”. En Halasana – Postura del arado, el cuarpo adopta la forma de un arado indio. Se suele practicar después de Sarvangasana.

    Asana

    halasana-postura-arado

    Técnica

    1. Comienza tumbado en Savasana.
    2. Espira para subir las piernas 90º y llevarlas por encima del pecho y la cara.
    3. Sigue estirando las piernas sobre la cabeza y coloca los dedos de los pies en el suelo. Mantén las piernas rectas y separa los dedos de los pies del cuerpo. Los brazos permanecen sobre el suelo, con las palmas hacia abajo. Aguanta 30-60 segundos, respira con normalidad.
    4. Espira para llevar suavemente las piernas de vuelta al suelo.

    Beneficios

    • Calma el cerebro
    • Estimula los órganos abdominales y la glándula tiroides
    • Estira los hombros y la columna vertebral
    • Ayuda a aliviar los síntomas de la menopausia
    • Reduce el estrés y la fatiga
    • Terapéutico para el dolor de espalda, dolor de cabeza, la infertilidad, el insomnio, la sinusitis

    Contraindicaciones

    • Diarrea
    • Menstruación
    • Lesión en el cuello
    • Asma y presión arterial alta: Práctica Halasana con las piernas apoyadas en puntales.

    Video