Saltar al contenido

Principales consejos para organizar tu rutina para cuidarte, tanto por dentro como por fuera

Tomar conciencia a tiempo sobre el cuidado de nuestra salud puede proporcionarnos muchos beneficios que se pueden evidenciar al poco tiempo de incorporar buenos hábitos en nuestra rutina. Pero, aunque parece fácil, para muchos es un verdadero desafío lograr encontrar el tiempo y la disposición para sumar pequeños cambios en el día a día que eventualmente nos invitan a adoptar un mejor estilo de vida.

No todo tiene que ser visto como un reto o sacrificio, recordemos que al final del camino, el beneficio será para nosotros mismos. Por ejemplo, la inclusión de suplementos alimenticios como los de Triconatura, puede ser un buen comienzo. Seamos sinceros, la mayoría de las personas tenemos poco tiempo para cocinar. También, en ocasiones elegimos aquella comida que es poco saludable. En este caso, ¿realmente nos estamos alimentando correctamente? Si reflexionamos detenidamente la respuesta, posiblemente esta no sea muy favorable.

En este artículo vamos a compartirte 5 consejos simples que pueden ayudarte a conseguir gradualmente los cambios que buscas. No solamente conseguir el cambio exterior, sino un mejor funcionamiento del sistema inmune y digestivo; más energía y un estado de ánimo más beneficioso para enfrentar el día a día con mayor ímpetu.

Elección de suplementos

Con la asesoría de especialistas, la inclusión de suplementos alimenticios puede ser un buen comienzo, ya que estaremos complementando los nutrientes que nuestro cuerpo necesita y que probablemente la dieta que llevamos no nos proporciona.

Estos suplementos no sustituyen a los alimentos, pero si pueden compensar parcialmente la falta de algunas vitaminas y minerales; o aminoácidos y enzimas que favorecen el funcionamiento de nuestro organismo.

Eso sí, no te extralimites con ellos, aunque sean naturales, recurre a un profesional y sigue las indicaciones recomendadas para evitar efectos adversos a los que buscas.

El descanso es sagrado

Pocos lo saben, pero muchas de las afecciones que enfrentamos a lo largo de la vida suelen estar vinculadas con la falta de descanso y sueño. Si no tenemos esta rutina organizada, nuestro sistema inmune no trabajará de manera correcta, dejándonos vulnerables ante la aparición de la fatiga, cansancio y estrés, como también en casos extremos a algunas enfermedades que pueden escalar en problemas serios.

Respeta tus horas de sueño, los especialistas recomiendan una media entre 7 y 9 horas de descanso al día. Tomar como prioridad este hito, se evidencia en más energía, mejor humor e incluso cambios físicos como pérdida de peso y mejor semblante.

Planifica las comidas

Saltarse las comidas es fatal para nuestro metabolismo, ya que siempre se encontrará trabajando a ciegas tratando de compensar la falta de alimento o hidratación en el organismo. Aunque tu rutina sea ajustada, no sacrifiques el momento de disfrutar de una buena comida saludable, e incorpora una dieta baja en sal, con vegetales frescos. Además, es conveniente que disminuyas los carbohidratos.

Hidrátate lo suficiente

La hidratación es crucial para evidenciar cambios, sobre todo si has comenzado a realizar alguna actividad física. No dejes de beber entre 9 y 13 vasos de agua al día, según recomendación de los expertos. El agua ayudará a que el hígado, los riñones, el sistema digestivo e inmunológico trabajen de la manera correcta.

Evitar el sedentarismo

No importa lo bien que te alimentes o cuantos suplementos incorpores en tu dieta si no lo complementas con una buena sesión de actividad física. Puedes incluir baile, jogging o alguna actividad de bajo impacto para comenzar. Esto resultará divertido, quemarás calorías, expulsarás toxinas, y verás cómo tu cuerpo comienza a transformarse si eres constante y disciplinado.

Por lo tanto, toma nota de los consejos aportados para comenzar a proceder con los cambios en tu rutina con la finalidad de otorgar salud y bienestar a tu organismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.