Paschimottanasana – Pinza sentada


    Paschimottanasana – Pinza sentada

    Paschima “espalda”, uttana “extendida”. En Paschimottanasana – Pinza sentada, todo el cuerpo se estira. Es considerada como una de las posturas de yoga más importantes. Se necesita una respiración regular para dominar este estiramiento.

    Asana

    paschimottanasana-pinza-sentada

    Técnica

    1. Comienza sentado en Dandasana.
    2. Inspira, levanta los brazos estirados. Apunta hacia arriba con los dedos de los pies y aleja los talones del cuerpo. Aguanta unos segundos, respira normalmente. Procura estirar la columna.
    3. Espira, inclínate hacia delante desde las caderas y baja las manos hasta sujetar los dedos de los pies. Inspira y sigue con la respiración normal. Al espirar, inclínate un poco más, acercando más la cara a las rodillas. Con cada espiración aumenta un poco más la flexión. Si la cara descansa entre las rodillas, deja caer los codos contra el suelo y rodea los talones con los dedos.
    4. Aguanta 20-30 segundos, respira con normalidad. Inspira, repite los movimientos en sentido inverso para volver a Dandasana.

    Beneficios

    • Calma el cerebro y ayuda a aliviar el estrés y la depresión leve
    • Estira la columna vertebral, los hombros y los músculos isquiotibiales
    • Estimula el hígado, los riñones, los ovarios y el útero
    • Mejora la digestión
    • Ayuda a aliviar los síntomas de la menopausia y el malestar menstrual
    • Alivia el dolor de cabeza y la ansiedad y reduce la fatiga
    • Textos tradicionales dicen que Paschimottanasana aumenta el apetito, reduce la obesidad y cura enfermedades.

    Contraindicaciones

    No realizar esta asana si se tienen las siguientes lesiones o dolencias:

    • Asma
    • Diarrea
    • Lesión en la espalda: Realiza esta postura bajo la supervisión de un maestro experimentado.