Saltar al contenido

Consejos prácticos para estudiar Yoga en India

Si practicas yoga, seguramente alguna vez te ha pasado por la cabeza la idea de ir a India para vivir en carne propia la experiencia auténtica de esta práctica milenaria. Te preguntarás cómo es estudiar yoga en un país tan místico y diferente al nuestro, y muy probablemente la respuesta a tu pregunta es “Será una experiencia que te cambiará la vida”.

Para empezar, es importante identificar cuáles son las principales destinaciones para estudiar yoga: Goa, Mysore, Dharamshala y Rishikesh. En mi experiencia, para comprender la complejidad de esta práctica habrá que empezar en Rishikesh. De hecho, se le considera “la cuna del yoga”, y se encuentra ubicada a los pies de los Himalayas en el norte de India. Se trata de una ciudad con una energía mágica por sus aguas sagradas del río Ganges.

India es un país increíble con una gran diversidad de cultura y con gente amigable. Para algunos viajeros es difícil viajar a Asia; sin embargo, Rishikesh es un lugar deslumbrante y seguro (cuya economía está basada en el turismo). Los habitantes de este lugar son muy amigables con los extranjeros y siempre están listos para dar apoyo y ayudar. Rishikesh es seguro para la gente que viaja sola y se considera un sitio limpio para vivir.

Rishikesh, la cuna del yoga

Miles de personas vienen cada año de todas las partes del mundo para estudiar yoga o simplemente para visitar esta ciudad que es considerada sagrada para el hinduismo. Existe una gran variedad de escuelas que ofrecen retiros de meditación, yoga, programas de desintoxicación, cursos intensivos para certificarte como maestro, entre otras disciplinas relacionadas al bienestar físico-mental y la espiritualidad.

¿Cómo escoger una escuela de yoga en Rishikesh?

Puede ser abrumador pasar las horas buscando en internet y redes sociales las fotos y sitios web de las escuelas que ofrecen certificaciones llamadas en inglés TTC (Teacher Training Certificate). Por ello, te comparto algunos puntos importantes para considerar:

  • Estilo de yoga.

Empieza con escoger el estilo de yoga en el cual te quieres certificar si es que ya lo tienes definido. La mayoría de las escuelas tienen programas de Hatha Yoga, Iyengar Yoga o Multistyle (donde aprendes diferentes estilos en un solo curso). Una minoría ofrece Ashtanga Yoga, Kundalini Yoga, Yin Yoga, entre otros.

  • Tipos de certificado.

En India, la mayoría de las escuelas de yoga están avaladas ante la Yoga Alliance (un ente internacional para la enseñanza de yoga). Existen curso de 100 horas, 200 horas, 300 horas o 500 horas.

Si eres principiante puedes optar por inscribirte a un retiro. Generalmente el programa es muy similar al de los cursos de certificación, así puedes darte una idea de lo cómo sería tu agenda si decides convertirte en maestro. Los cursos de 100 horas duran por lo general 2 semanas, y también es una buena opción para empezar.

Si eres intermedio-avanzado entonces puedes inscribirte directamente a un curso de 200 horas con una duración aproximada de un mes.

  • La ubicación de la escuela.

Pareciera que no es importante pero en realidad escoger una escuela que tiene una buena ubicación puede hacer una gran diferencia. En Rishikesh hay 4 zonas donde se concentran la mayor parte de las escuelas: Rishikesh city, Laxman Jhula, Ram Jhula y Tapovan. Si te gusta el movimiento, las 3 primeras áreas son más ajetreadas y turísticas. La mayoría de los restaurantes y tiendas se encuentran ahí. Si prefieres una zona más tranquila, Tapovan es una zona silenciosa y residencial.

  • Habitación compartida, privada o dormitorio.

Dependiendo de tus gustos, necesidades y presupuesto, considera que vas a pasar de 2 semanas a un mes practicando/estudiando. En mi opinión, optar por una habitación privada pagando un extra es la opción más cómoda para un retiro o una certificación. Seguramente necesitarás privacidad, tiempo y espacio personal para procesar la experiencia que vivirás.

  • Clases extras/especiales.

Algunas escuelas con un costo aparte ofrecen clases especiales como Ayurveda, Yogaterapia, Yoga para el embarazo, entre otras. Si estás interesado en aprender algo extra y/o simultáneamente a tu certificación, es importante evaluar que ofrece tu futura escuela.

A todo esto, es necesario comprobar la experiencia de los profesores donde decidas estudiar: ver fotos, videos y testimonios de otros estudiantes ayudará en tu búsqueda.

La escuela ideal

Viviendo en India he conocido muchas personas de todas partes del mundo que han estudiado aquí y he podido comparar las diversas escuelas en la zona gracias a las vivencias de cada persona. Yo estudié en dos escuelas diferentes, 200 horas TTC hace algunos años y para mi certificaciòn de 300 horas, después de varias semanas de búsqueda online, tuve la fortuna de recibir un consejo por parte de un profesor de Iyengar yoga sobre donde estudiar, seguí su consejo y ¡me fue increìble!, aprendì muchísimo, comí delicioso y en definitiva fue una experiencia que me cambió la vida para siempre.

En conclusión no existe la escuela perfecta para todo el mundo. Cada individuo tiene necesidades diversas y la experiencia de cada uno es relativa. Si estás listo para esta nueva aventura habla con personas que ya han estudiado en India. Pide sus opiniones, compara y si tienes dudas escribe un email a la escuela a la cual estas interesado. Seguramente te ayudaran a aclarar cualquier pregunta. Y, lo más importante, sigue tu intuición.

Namasté.

Información útil:

  • En la escuela AYM (donde me certifiqué) también ofrece cursos de certificación con traducción simultánea al español.
  • Si es la primera vez que viajas a India puedes hablar con la escuela a la cual te inscribiste, para que reserven un taxi seguro desde el aeropuerto de Delhi hasta sus instalaciones. Eso facilitará tu llegada.
  • La manera más fácil para venir a certificarte es con una visa de turismo, actualmente existen e-visas por 60 días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *