Saltar al contenido

Cómo comer como un yogui. Qué alimentos disfrutar y cuáles alimentos evitar

Dieta Yoguica

“Y él sabía que la comida era Brahman. De la comida nacen todos los seres. Por la comida viven y en la comida vuelven”. – Upanishad 3.2

Todo lo que comemos es alimento para nuestra alma. Los yoguis creen que la comida es la creadora de prana (fuerza vital) que sostiene nuestros cuerpos y nos aporta vitalidad y salud. Por lo tanto, los tipos de alimentos que elegimos comer reflejan el nivel de nuestro desarrollo consciente.

La disciplina del yoga sugiere una dieta vegetariana pura, que facilite el desarrollo del sattva.  Sattva, es una cualidad de amor, conciencia, conexión y paz con todos los seres vivos.

Los yoguis creen que la comida es nuestra primera interacción con el mundo que nos rodea, y si no comemos llevando una dieta saludable, con un sentido de amor, conexión y paz, todas las otras facetas de nuestras vidas están inclinadas a sufrir.

La base del sattva es el concepto de ahimsa (no dañar). Una dieta sáttvica evita cualquier alimento que involucre matar o dañar a los animales. Las dietas sáttvicas también fomentan los alimentos que se cultivan en armonía con la naturaleza y los alimentos que se maduran y se cultivan de forma natural.

Además, los alimentos que comemos deben prepararse con amor y con una intención positiva. Al consumir una dieta yóguica, estamos aumentando el prana y un estado superior de conciencia.

Estos alimentos yóguicos que sugerimos a continuación, son alimentos que nos ayudan a aumentar el prana. Estas sugerencias se ajustan a cualquier nivel de practicante de yoga o individuo que busque un camino espiritual y al a vez saludable.

Alimentos que podemos disfrutar e incluir en una dieta yóguica

Alimentos Dieta Yoguica

Frutas frescas de estación, especialmente las que son naturalmente dulces.

Además de ser refrescantes, deliciosas y de cambiar constantemente con las estaciones, las frutas frescas son generalmente altas en fibra, antioxidantes y más.

Son buenas para la salud y son una excelente manera de satisfacer el hambre durante el día. Gracias a su contenido natural de azúcar, la fruta fresca proporciona un impulso de energía sin el choque de los azúcares refinados.

También es importante incluir agua con limón. Baja las dosis de café y comienza tu día con agua tibia con limón. Además de poner en marcha tu sistema digestivo de forma saludable, el agua tibia con limón ayuda a alcalinizar el cuerpo, lo que a la vez ayuda a controlar el desarrollo y la propagación de enfermedades.

RECOMENDADO  Pros y contras de las dietas détox

Si eres un fanático del Power Yoga que realmente trabaja los músculos, el agua tibia con limón también puede ayudar a mantener saludables las articulaciones y los músculos.

Todas las verduras, excepto las cebollas y el ajo.

Entre las verduras que podemos incluir en nuestra dieta yóguica están la col rizada o las coles, de las hojas de mostaza, ya que están llenas de vitaminas C, E y K, hierro, fibra y calcio, y mucho más. El yoga es bueno para todo el cuerpo, y agregar más verduras de color verde oscuro a tu dieta puede ayudar a aumentar aún más esos beneficios. Pruébalas en ensaladas, un batido o salteadas como guarnición.

Cacao crudo, quinua y avena.

Nada mejor que el chocolate y el cacao crudo es un súper alimento. Está lleno de antioxidantes para combatir las enfermedades, contiene flavonoides para reducir el riesgo de enfermedades del corazón y también magnesio para apoyar la salud emocional. Se ha descubierto que el yoga ayuda a las personas a vivir vidas más largas y felices, y parece que el consumo de cacao crudo también puede ayudar con ese objetivo.

Los yoguis también necesitan proteína para obtener energía y concentración, y la quinua, que es un súper grano es una forma de obtenerla. La quinua contiene los nueve aminoácidos esenciales, hierro para la sangre, vitamina B2 para ayudar con la producción de energía en las células y magnesio para controlar el azúcar en la sangre. Se puede comer en lugar de un grano como el arroz, o incluso como un desayuno en lugar de avena. Aunque la quinua es un grano, se considera como el grano del futuro.

La papilla de avena es alta en fibra, baja en la escala del índice glucémico y se ha encontrado que ayuda a reducir el colesterol. Además de eso, los yoguis con el vata de la constitución ayurvédica pueden beneficiarse aún más de las cualidades de calentamiento de la papilla de avena, especialmente cuando está hecha con canela o cardamomo. También es increíble para el sistema digestivo y, como se quema lentamente, es excelente para la energía sostenida.

Lentejas y tofu

A menudo, a las lentejas se les llama la fuente de la juventud por sus beneficios contra el envejecimiento. Las lentejas también tienen más folato que cualquier otro alimento vegetal. También están cargadas de hierro y proteínas para mantenerte energizada durante una práctica de yoga exigente.

RECOMENDADO  A tu cerebro le encanta el yoga

A los yoguis también les encantan las dietas vegetarianas, pero cualquiera que siga una dieta basada en plantas sabe que el dilema es encontrar alimentos con proteínas.   Todos sabemos que puede obtenerlo de granos y vegetales, pero otra gran fuente es el tofu. El tofu se considera una proteína completa porque suministra los 9 aminoácidos esenciales que nuestros cuerpos no pueden producir por sí solos. Por cada 100 g de tofu, este producto de soja con bajo contenido de grasa y azúcar proporciona 17.19 g de proteína.

Mantequilla de almendra, de maní o cacahuetes

Ya sea que prefieras el maní o los cacahuetes o que prefieras las almendras, las mantequillas de nueces son una excelente manera de satisfacer el hambre, aumentar tu energía y mantenerte encendida hasta que llegue el momento de Savasana. Las mantequillas de nueces son súper altas en proteínas y contienen grasas buenas para mantenerte saludable. Hay muchas maneras de disfrutar de las mantequillas de nueces. Extiéndalas en tortas de arroz o tortillas de arroz integral, o unta tus manzanas o bananas.

Alimentos a evitar o reducir al seguir una dieta yóguica

  1. Carnes y pescados de todo tipo, incluidos los huevos.
  2. Alimentos procesados ​​y / o artificiales, comida chatarra, edulcorantes artificiales, soda.
  3. Grasas animales, margarina.
  4. Alimentos fritos
  5. Alimentos enlatados, excepto tomates y frutas enlatadas naturalmente.
  6. Harina blanca, azúcar blanca.
  7. Ajo, cebollas, comidas picantes.
  8. Alimentos demasiado cocidos
  9. Alimentos calentados en el microondas.
  10. Alcohol, tabaco, estimulantes.
  11. Alimentos que son genéticamente modificados.
  12. Alimentos que se consumen en un apuro o en un ambiente perturbado

Importancia de una dieta yóguica

Una dieta yóguica puede mejorar tu cuerpo, mente y espíritu. Para obtener el máximo beneficio, combina lo que te hemos sugerido a nivel dietético con asanas (posturas físicas), pranayama (técnicas de respiración) y meditación.

Una dieta saludable es clave para tener tanto la energía como el enfoque para superar tu práctica de yoga. Es importante que esa dieta sea equilibrada y llena de alimentos nutritivos con alto contenido de fibra, vitaminas, grasas saludables y azúcares naturales para mantenerte satisfecha y conectada a tierra.

 

 

La web de los amantes del Yoga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *