Saltar al contenido

Aprender a tener un enfoque positivo y una imagen corporal saludable

Conecta con tu cuerpo: Aprender a tener un enfoque positivo & una imagen corporal saludable

Especialmente en verano cuando queremos estar cómodamente sin ropa nuestra mente nos traiciona…

Para muchos de nosotros nuestro cuerpo, nuestro peso y cómo nos alimentamos son compañeros constantes que a menudo conducen a una imagen corporal de nosotros mismos negativa, y resultan en una baja autoestima. Aprender cómo conectar la mente y el cuerpo con el fin de aumentar el bienestar y superar este tipo de imágenes negativas y hábitos alimenticios no deseados es importante para poseer un auto estima alta. Lo cual es parte fundamental de nuestra felicidad.

Las emociones de una persona sobre su atractivo sexual o estético de su propio cuerpo están, en la mayor parte de los casos, forzadas por agentes externos como los medios de comunicación, publicidad o la propia comunidad en la que vives.

La imagen corporal no es más que una representación mental que uno crea de sí mismo no necesariamente siendo cómo otros te ven. Sujeto a todo tipo de distorsiones desde elementos internos como tus emociones, estado de ánimo, experiencias previas, actitud de tus padres, relación con tus amigos, etc. lo cual influye considerablemente en tu comportamiento.

Hay muchas creencias que dirigen nuestra vida, guían nuestro comportamiento, nuestra dieta y nos llena de estrés psicológico. Totalmente nos dirigen a la dirección opuesta en la que queremos ir, en términos de equilibrio mental y un cuerpo sano.

Elige cambiar el modo en que te sientes hacia tu Cuerpo:

  • Acéptate: Este es el primer paso, ¿y tal vez el más importante?

Todos tenemos partes de nuestro cuerpo que nos gustan más y otras que nos gustan mucho menos, pero en general ¿amas a tu ser?

  • Agradece: ¿aprecias el hecho de poseer piernas, manos, ojos? ¿O lo das por hecho? Cuando somos agradecidos apreciamos absolutamente todo mucho más ya que nos vuelve conscientes del valor que tienen y de lo que no podríamos hacer sin ello. O lo difícil que puede resultar no tener una parte de ti. Ser consciente de todo lo que Sí podemos hacer con nuestro cuerpo: andar, correr, salta, etc.
  • Deshazte de creencias nutricionales que están expandidas comúnmente y son totalmente contraproducentes. Creencias tóxicas de nosotros mismos han de ser depuradas, tenemos que desintoxicarnos de creencias incongruentes y autodestructivas:
    • Tengo un problema de no saber contenerme –> Estás torturando tu mente y tu cuerpo con este pensamiento.
    • La comida es mi enemigo → La comida es tu amigo y gracias a ella te mantienes vivo, sin ella no podrías subsistir. En el momento que haces de tu comida tu enemigo, empiezas una batalla interminable llamada estrés, sumergiéndote en los mecanismos epigenéticos. Es decir, en las alteraciones moleculares del ADN o de las proteínas que dependen de las experiencias vividas y que alteran el comportamiento de los genes sin cambiar la información que contienen. Las conexiones que tiene el cuerpo frenan cualquier proceso de curación, lo que lleva a la incapacidad de quemar grasa y construir músculo.
    • La grasa en la comida es mala y engorda → La grasa es absolutamente necesaria, siempre en la medida oportuna.
    • Menos comida y más deporte es la mejor forma de perder peso → ¡No! Comida y actividad física tienen mucho que ver. Cuanto más deporte más has de comer. Cuánto menos (no hay que comer considerablemente menos) pero hay que ser consciente de qué se come.
    • Si sólo tuviese la dieta perfecta, el cuerpo perfecto o una salud impecable sería feliz → Siempre que pensemos que la felicidad vive en el futuro nos va a resultar inalcanzable, ya que la felicidad sólo existe en el ahora.
  • Ten una lista de cualidades positivas sobre ti mismo que no tengan nada que ver con tu apariencia.
  • Rodéate de personas que te apoyan y te hacen sentir bien.
  • Trata tu cuerpo con respeto y amabilidad, no lo explotes.
  • Es importante lidiar con los aspectos mentales y emocionales sobre tu imagen corporal para realmente conseguir un cambio físico exitoso. Ya que si dejas de comer, por ejemplo, y te ves delgado pero sin energía y deprimido, estás abusando de tu cuerpo y no has conseguido el objetivo que buscabas, ya que tu mente sigue estresada y preocupada.
RECOMENDADO  Los Superalimentos

enfoque-positivo

En conclusión a este tema que he resumido muy muy muy brevemente, podría añadir que recuerdes que tienes la capacidad de controlar tus emociones y pensamientos de tal manera que afecten de forma positiva en tu salud física y al mismo tiempo puedes trabajar en tu salud física de tal forma que aporte bienestar a tu salud mental y ser.

Por supuesto si quieres profundizar en tu caso en particular siempre me puedes encontrar en elreinodenita.com para un equilibrio mente cuerpo a través de la práctica de Yoga.

Un abrazo lleno de luz.

#Amayoga.