Saltar al contenido

6 formas en que el CBD puede mejorar tu práctica de yoga

El CBD y el yoga se complementan muy bien. Tomar unas gotas de aceite de CBD antes de pisar tu esterilla de yoga puede ayudarte a tener la mentalidad adecuada para practicar y meditar. Combinar el CBD con el yoga puede ayudar a curar los músculos doloridos, reducir la inflamación y darte un impulso de energía. Este suplemento natural también puede mejorar los aspectos mentales del yoga al reducir la ansiedad, regular las emociones, promover la calma y mejorar la concentración mental. En total, hemos encontrado seis poderosas formas en las que el CBD puede mejorar positivamente tu experiencia de yoga y llevar tu práctica al siguiente nivel.

Los beneficios de usar el CBD con el yoga

El CBD no te colocará, pero puede mejorar tu experiencia de yoga. Es completamente seguro su uso durante una práctica de yoga o cualquier otra actividad regular. Aquí están los seis principales beneficios de combinar el CBD con tu práctica de yoga:

Reduce el estrés

El cortisol es la hormona del estrés que hace que te sientas estresado y ansioso. El CBD es un conocido aliviador del estrés y la ansiedad a través de su efecto sobre el sistema endocannabinoide. El sistema endocannabinoide es el sistema del cuerpo para mantener el equilibrio hormonal y regular nuestras respuestas fisiológicas. Al potenciar la capacidad de tu cuerpo para reducir el estrés, puedes experimentar niveles aún más profundos de relajación y calma en tu práctica de yoga. Este efecto combinado asegurará que estés libre de preocupaciones, estrés o ansiedad durante todo el día.

Aumenta la concentración

En un estudio realizado en 2014 y publicado en la revista Current Neuropharmacology, se descubrió que el CBD es un agente promotor de la vigilia. Esto significa que mantiene tu mente activa para que no pierdas la concentración en lo que estás haciendo. Del mismo modo, el yoga te ayuda a tomar el control de tu mente para que no te distraigas con los acontecimientos que ocurren a tu alrededor.

Alivia el dolor y las molestias

Si realizas rutinas de yoga rigurosas o desafiantes, es probable que sufras algún grado de dolor e inflamación musculoesquelética después de tu práctica. En un estudio realizado en 2018 sobre la eficacia del CBD para reducir el dolor y la inflamación, se afirmó que añadir el CBD a una rutina de yoga es eficaz para aliviar el dolor y gestionar las agujetas.

Mejor descanso

Si te sientes agotado y necesitas desconectar, la combinación del CBD y el yoga es tu mejor opción. El CBD actúa sobre tus receptores endocannabinoides, permitiéndote obtener respuestas a tu estado físico, emocional o mental. Si lo combinas con una relajante sesión de yoga, tu cuerpo se siente tranquilo y descansado.

Mejora la energía

Si añades el CBD a tu rutina de yoga matutina, aumenta tu energía para que te sientas activo durante todo el día. Esto se debe a que el CBD estimula el cerebro y el sistema nervioso, por lo que calma tus nervios. El CBD también actúa como estimulante al interactuar con tu cerebro para que te sientas energizado y activo.

Modera el estado de ánimo

El CBD puede ayudar a reducir los sentimientos de depresión y puede mejorar tu estado de ánimo sin darte la sensación de “subidón” o resaca. Tampoco produce dependencia, lo que significa que no hay efectos secundarios cuando no lo usas. Cuando se combina con una rutina de yoga, puede estabilizar aún más sus cambios de humor y aportar un brillo y una alegría más constantes a su día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *