Saltar al contenido

5 desayunos que te pueden ayudar a adelgazar

Trata de olvidarte  de los donuts o de los autoservicios. Empezar el día con un desayuno equilibrado puede ayudarte a mantener la energía, evitar los ataques de hambre y ayudarte a perder peso.

Desayunar con regularidad y no saltarse esta primera comida del día puede ayudar a tener más éxito a la hora de perder peso  o mantenerlo.

Además, las personas que desayunan suelen consumir más nutrientes importantes, como la fibra y las vitaminas.

Un buen desayuno debe ser equilibrado y ofrecer una mezcla de proteínas, hidratos de carbono complejos, fibra y grasas saludables para mantenerte saciado y con energía para el día.

Puedes obtener estos beneficios de productos sencillos, rápidos y preparados como los que ofrece la marca Siken, por ejemplo, o buscar en tu despensa algunos de los alimentos que describimos a continuación.

Sigue leyendo para descubrir algunos de los mejores alimentos equilibrados para desayunar y ayudarte a perder peso y por qué son tan buenos para ti.

1. Frambuesas

Una taza de frambuesas aporta la friolera de 8 gramos de fibra (eso es más del doble de lo que hay en una taza de fresas y casi la misma cantidad en una taza de algunos tipos de judías).

¿Qué tiene de bueno toda esa fibra? Comer más fibra es una forma de prevenir el aumento de peso o incluso de fomentar la pérdida de peso.

2. Avena

La avena puede ayudarte a cuidar tu peso de dos maneras.

En primer lugar, está repleta de fibra y te mantiene saciado durante más tiempo.

En segundo lugar, tomar un desayuno a base de carbohidratos de “liberación lenta” -como la avena o el cereal de salvado- 3 horas antes de hacer ejercicio, puede ayudar a quemar mayor cantidad de grasa.

¿Cómo? Comer carbohidratos de “liberación lenta” no eleva el nivel de azúcar en la sangre tanto como los carbohidratos refinados (por ejemplo, una tostada blanca).

3. Yogur

Otra razón para comer yogur: la proteína que contiene puede darte una ventaja extra si quieres adelgazar.

La proteína es naturalmente saciante y tarda más en ser digerida que los carbohidratos simples.

La proteína de suero se encuentra de forma natural en el yogur y otros productos lácteos.

Ahorra calorías -y azúcares innecesarios- eligiendo un yogur natural no azucarado. Añade fruta fresca para endulzarlo.

4. Mantequilla de cacahuete

Los frutos secos también se encuentran entre los 5 alimentos que pueden favorecer la pérdida de peso.

Esto se debe probablemente a que la mantequilla de cacahuete y todos los frutos secos aportan una buena dosis de grasas saludables, fibra y proteínas, todos ellos nutrientes satisfactorios.

Los frutos secos solían tener una “mala” reputación por su alto contenido en calorías y grasas.

Y aunque los frutos secos y las mantequillas de frutos secos son densos en calorías -una cucharada de mantequilla de cacahuete tiene algo menos de 200 calorías, 7 gramos de proteínas y 2 gramos de fibra- también son densos en nutrientes y te ayudan a preparar un desayuno satisfactorio.

Prueba a untar una o dos cucharadas de mantequilla de cacahuete en una tostada de trigo integral (otro carbohidrato de “liberación lenta”) o a añadir nueces o mantequilla de frutos secos a tus copos de avena (otro carbohidrato de “liberación lenta”) para conseguir una comida equilibrada.

5. Huevos

Un huevo grande tiene 6 gramos de proteínas y 70 calorías. En comparación con los carbohidratos y las grasas, las proteínas pueden mantenerte satisfecho durante más tiempo.

Comer sólo las claras de los huevos te puede ayudar a ahorrar calorías pero quizás también perderás la mitad de las proteínas (unos 3 gramos están en la yema), lo que ayuda a que los huevos sean una opción poderosa para el desayuno.

Además, la yema es rica en nutrientes, como el calcio y los antioxidantes que protegen la vista: la luteína y la zeaxantina.

Existen dietas para perder peso* que se pueden complementar con la ayuda de sustitutivos de comida permitiéndote obtener las energías y nutrientes necesarios para continuar con el día a día. 

*Para perder peso: la sustitución de dos de las comidas principales del día por un sustitutivo en una dieta baja en calorías ayuda a perder peso.

*Para mantener: la sustitución de una de las comidas principales del día por un sustitutivo de la comida en una dieta baja en calorías contribuye a mantener el peso después de la pérdida de peso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.