Para moverse a la postura de la vaca des de la del gato, inhala mientras levantas la cadera y los hombros hacia el techo y baja el vientre hacia suelo. Levanta la barbilla y el coxis hacia el techo sin poner ninguna presión innecesaria sobre tu cuello. Ahora te encuentras en la posición de la vaca. Para regresar a la postura del gato, exhala mientras subes el vientre hacia la columna vertebral y lleva tu espalda hacia el techo. Repite durante 10-20 veces mientras conectas tu respiración a cada movimiento.
https://www.shambhalabarcelona.com/es/blog/17_guia-para-principiantes-posturas-de-yoga

Responder