Marjaryasana – Postura del gato


Marjaryasana – Postura del gato

En esta postura se imitan los gráciles movimientos del gato. Es un estiramiento relajante que fomenta la respiración profunda. Marjaryasana es una buena contra postura para Uttanasana. También es un buen estiramiento antes de las posturas boca abajo, como Dhanurasana.

Asana

postura-del-gato

Musculación

bilikasana-musculacion

Técnica

  1. Posición sentada en Vajrasana.
  2. Adelanta el tronco hasta adoptar una postura arrodillada a cuatro patas, con las manos separadas a la anchura de los hombros y las rodillas a la anchura de la cadera.
  3. Espira, arquea la espalda y baja la cabeza, llevando la barbilla al pecho. Haz los movimientos despacio y con pausa.
  4. Inspira mientras arqueas la espalda y levantas la cabeza para mirar hacia arriba. Espira para volver a una espalda convexa, y baja la cabeza. Continúa el ciclo durante 30 segundos y descansa en Balasana.

Beneficios

  • Fortalece la espalda y la zona pélvica.
  • Favorece la flexibilidad de la columna.
  • Centra la mente

Advertencia

Si el peso de las rodillas resulta doloroso, practica sobre una manta.


Video

La web de los amantes del Yoga

2 Comments
  1. Reply
    mar Mar 2, 2017 at 12:28

    Para moverse a la postura de la vaca des de la del gato, inhala mientras levantas la cadera y los hombros hacia el techo y baja el vientre hacia suelo. Levanta la barbilla y el coxis hacia el techo sin poner ninguna presión innecesaria sobre tu cuello. Ahora te encuentras en la posición de la vaca. Para regresar a la postura del gato, exhala mientras subes el vientre hacia la columna vertebral y lleva tu espalda hacia el techo. Repite durante 10-20 veces mientras conectas tu respiración a cada movimiento.
    https://www.shambhalabarcelona.com/es/blog/17_guia-para-principiantes-posturas-de-yoga

Leave a reply

Yogateca