La práctica del yoga puede mejorar la calidad del orgasmo

Un estudio de la Universidad de Hardvard se ha referido a las ventajas que nos aporta para nuestra vida sexual

El yoga tiene una serie de beneficios entre los que se encuentran los que aporta a nuestra vida sexual.

El Yoga no solo nos da más apetito sexual, incluso al practicarlo ayuda a aumentar el placer.

Según la escuela médica de Hardvard repetir ciertas posturas durante mínimo doce semanas ayuda a que se despierte el deseo y la consiguiente excitación.

Además de esto, mejora la lubricación y se obtienen más orgasmos en las mujeres de 22 a 55 años.

El yoga, un tesoro para nuestra salud

Las bondades que tiene esta milenaria disciplina proveniente de Oriente son de lo más conocidas allí.

Aunque nos cueste creerlo en Occidente, esta investigación se realizó hace unos años entre 40 mujeres casadas o que mantenían pareja estable durante un tiempo. Estas personas practicaron las 22 posturas del yoga.

Después de ese tiempo, los efectos fueron beneficiosos, demostrando tener mejor ánimo y tono muscular.

Las que bordeaban los 50, además, confesaron sentirse también más estimuladas y haber conseguido varios orgasmos en la misma sesión.

Existen otros estudios publicados en The Journal of Sexual Medicine que mostraron los beneficios que tiene el yoga para los hombres y su eyaculación precoz.

Algo que muchos desconocemos es si las posturas que se suelen recomendar más para temas eróticos, son las que abarcan todos los tipos de yoga existentes.

Un repertorio donde se encuentren Ashtanga, Hatha, Iyengar y demás variantes.

Algunas como Upavistha Konasana o Setu Bandhasana (en el caso de esta ayuda a la flexibilidad de los musculos del suelo pélvico) el resultado es un orgasmo más potente.

Algunos como el Halasana, aumenta el flujo sanguíneo al cerebro, lo que mejora el estado de alerta y disminuyendo el riesgo de lesión en el encuentro sexual.

El Garudasana mejora en la zona cervical la circulación, lo que aumenta la sensibilidad en el acto.

Utthan Pristhasana, aporta flexibilidad en las caderas y la pelvis, siendo estas, posturas que se deben practicar a diario en la medida de lo posible.

Sin lugar a dudas, parece que la práctica del yoga es beneficiosa por muchos motivos e incluso cada vez son mayores las evidencias de carácter científico como estas, donde se ven claramente las ventajas de practicar yoga.

El beneficio en general que se obtiene, combinado con los espectaculares avances en el sexo, son toda una oportunidad para mejorar nuestra salud en general y la sexual en particular.

La web de los amantes del Yoga

1 Comment
  1. Reply
    tus juguetes sexuales Ene 5, 2017 at 20:03

    Desde luego practicar yoga es muy bueno para mejorar las relaciones sexuales y además para otras cosas más. También he oido que hacer pilates es muy bueno, que opinais?

    Leave a reply

    CERRAR
    Yogateca