Descubre todos los beneficios que puede aportarte el yoga a nivel físico

La practica continuada de yoga, además de aportarte numerosos beneficios a nivel personal,  te reporta múltiples beneficios a nivel físico. Si eres de los que tiene poco tiempo para asistir a clases presenciales, puede practicar yoga online en plataformas como Televisión Consciente.

También puedes consultar nuestras secciones de Cursos de Yoga y Videos de Yoga para poder practicar yoga sin salir de casa.

Razones para hacer yoga

En este post descubrirás todo lo que el yoga puede hacer por ti.

  • Mejora la flexibilidad: si eres constante notarás gradualmente una mayor flexibilidad y conseguirás realizar asanas que te parecían imposibles en un primer momento.
  • Incrementa la fortaleza muscular y previene las lesiones de cartílagos y articulaciones: los músculos protegen de dolencias como la artritis y el dolor de espalda.
  • Mejora tu postura: una mala postura ocasiona problemas de espalda, cuello y articulaciones.
  • Protege la columna vertebral: si tu práctica de yoga está bien equilibrada con diferentes asanas, torsiones e inclinaciones hacia atrás y hacia delante, ayudarás a los discos vertebrales a mantenerse en buen estado.
  • Mejora la salud de tus huesos: las posturas que requieren que sostengas tu peso corporal fortalecen los huesos y ayudan a prevenir la osteoporosis.
  • Mejora la circulación de la sangre: el yoga también aumenta la oxigenación de las células, lo que hace que funcionen mejor, además, aumenta los niveles de hemoglobina y glóbulos rojos, que transportan oxígeno a los tejidos. También fluidifica la sangre al reducir la agregación plaquetaria y el nivel de proteínas formadoras de coágulos en sangre, lo que puede reducir los derrames y ataques cardíacos.
  • Relaja tu sistema: el yoga te ayuda a relajarte, a ralentizar la respiración y a centrar la atención en el presente.
  • Mejora tu equilibrio: la práctica regular del yoga aumenta la propriocepción, es decir, la capacidad de sentir lo que está haciendo tu cuerpo y la conciencia de tu cuerpo en el espacio.
  • Cuida el sistema nervioso: algunos yoguis avanzados pueden controlar sus cuerpos mediante técnicas asombrosas, muchas de las cuales se realizan mediante el control del sistema nervioso.
  • Reduce la tensión de tu cuerpo: cuando practicas yoga, comienzas a darte cuenta de dónde acumulas tensión.
  • Mejora el drenaje linfático y la inmunidad: Cuando contraes y estiras los músculos, mueves los órganos que ellos protegen y cuando entras y sales de las posturas de yoga, mejoras el drenaje de la linfa (un fluido viscoso rico en células del sistema inmune). Esto ayuda al sistema linfático a combatir las infecciones, destruir las células cancerosas y eliminar las toxinas que se generan por el funcionamiento celular.
  • Aumenta la frecuencia cardiaca: la práctica del yoga reduce el ritmo cardiaco en reposo, aumenta la resistencia y puede mejorar la absorción de oxígeno durante el ejercicio, lo que constituye un buen indicador de mejora de la forma física.
  • Reducción de la presión arterial: si tienes hipertensión, el yoga puede ayudarte.
  • Reduce el nivel de azúcar en sangre: el yoga reduce el nivel de azúcar en sangre y el colesterol LDL (“malo”) y aumenta el colesterol HDL (“bueno”).
  • Expande la capacidad pulmonar: los yoguis suelen inhalar menos veces y capturan más aire en cada inhalación, lo que es más eficiente y relajante. El yoga también promueve la respiración nasal, que filtra el aire, lo calienta (el aire frío y seco es más propenso a desencadenar un ataque de asma en personas sensibles) y lo humidifica, eliminando el polen y otras partículas insalubres que no deberían entrar en los pulmones.
  • Previene el síndrome de colon irritable y otros problemas digestivos: el estrés puede agravar las úlceras, el síndrome de colon irritable y el estreñimiento. Las torsiones pueden ayudar al tránsito de las sustancias de desecho a través del sistema digestivo.
  • Alivio del dolor: según varios estudios, las asanas y la meditación o una combinación de ambas, reducen el dolor en personas con artritis, dolor de espalda, fibromialgia, síndrome del túnel carpiano y otras dolencias crónicas.
  • Mantiene a raya las alergias y virus: Las kriyas, o prácticas de purificación, son otro de los elementos del yoga. Incluyen desde rápidos ejercicios respiratorios hasta elaboradas técnicas de limpieza de los intestinos.
  • Cuida tus tejidos conectivos: una de las grandes lecciones del yoga es que todo está conectado. Esta interconexión es fundamental para entender el yoga. Su sistema holístico aprovecha simultáneamente numerosos mecanismos que tienen efectos aditivos o incluso multiplicativos. Tales sinergias, incluso, podrían ser la principal contribución del yoga sobre la mejora global de tu salud.

Monika Cornilliac

Monika Cornilliac. Instructora de Hatha Yoga, Asociación Internacional de Yoga Sananda, Madrid, España. Taller de profundización en el Ashtanga Vinyasa Yoga, Caracas, Venezuela. Colabora asiduamente con Televisión Consciente, primera plataforma de vídeo multidispositivo dedicada al desarrollo personal y la vida saludable. Página Web: www.televisionconsciente.com

Nos gustaría saber lo que piensas

Leave a reply

CERRAR
Yogateca