Beneficios del yoga para las varices

Se ha comprobado que el yoga es de gran ayuda a la hora de aliviar la incomodidad que suponen las varices. Puedes probar lo siguiente: Te acuestas boca arriba, elevas tus pies hasta el asiento de una silla y respira lentamente por la nariz. Esto va a ayudar a que la fuerza de la gravedad, vaya eliminando la sangre que se acumula en las piernas.

Puedes también sumergir las piernas. Para ello, aplica una compresa de agua caliente sobre la zona afectada y sin dejar de presionar, medio minuto. Esto se debe alternar durante diez minutos. La compresa debe terminar fría.

La gran eficacia del yoga y los masajes

Es de gran eficacia darte masajes en las zonas afectadas por las varices. Tienes que poner los pies más elevados que el resto del cuerpo y en esa posición darte un suave masaje y ligeros golpecitos desde el tobillo hacia el tronco. No es necesario que te des masajes fuertes, ya que se pueden dañar más las venas.

Algo importante es mover las piernas, las personas que son sedentarias cuentan con mayores posibilidades de tener varices que los que llevan una vida activa. Si en el trabajo sueles estar sentada, tienes que dedicar unos dos minutos cada media hora a mover los dedos de los pues dentro de los zapatos. Cada hora, lo recomendable es levantarse y caminar un poco.

Realizar ejercicio es necesario, ya que al estar mucho tiempo sentada o de pie, la sangre se acumula en las venas de las piernas. Para ello, no hay nada mejor que un poco de ejercicio diario, sobre todo caminando, ello ayudará a que se contraigan las venas, vaciándose y enviando la sangre hacia el corazón, lo que contrarrestará las varices.

El yoga tenemos que tener claro que mejora exponencialmente el retorno de la sangre venosa al corazón. Ejerce una acción tónica sobre la musculatura de las piernas en distintas posturas, máxime con las invertidas.

Una respiración correcta cuando se practica yoga, también va a servir de ayuda, produciendo un masaje profundo al corazón y pulmones, lo que facilita la circulación. Según vayamos avanzando en los ejercicios y retenemos la respiración, se produce un aumento de la presión sanguínea venosa en el torax, lo que potencia sus efectos.

Como has podido comprobar el yoga es uno de los remedios caseros para las varices que más eficacia tiene. Anímate a probarlo y ya nos contarás como las varices disminuyen con rapidez.

La web de los amantes del Yoga

Nos gustaría saber lo que piensas

Leave a reply

CERRAR
Yogateca