Beneficios de la respiración profunda en el yoga

La respiración profunda en el yoga: beneficios múltiples.

Una de las primeras cosas que un instructor de yoga enseña en clase es a respirar. La respiración profunda en sí, tiene muchos más beneficios que la respiración “automática”, y en esta ocasión te diremos cuales son algunos de ellos.

Oxígeno y organismo

La respiración es uno de los procesos físicos más importantes del cuerpo. Procesos como la digestión o la respiración son ejecutados por el cuerpo naturalmente, sin ayuda ni atención. Cuando el cuerpo está en alerta por alguna razón, éste acelera la circulación de sangre por todo el organismo aumentando el ritmo cardiaco, además de acelerar también la respiración para oxigenar la sangre que recorre el cuerpo. La razón de esta alteración es porque cuando se está en actividad física, el cuerpo necesita más oxigeno que si está en reposo para poder responder de la mejor forma a la alerta. Lo mismo ocurre cuando corremos o vamos en bicicleta: el cuerpo sabe que debe de activar su estado de alerta para poder ejecutar de mejor forma las actividades.

La respiración no es solo para la activación y aceleración del cuerpo. Cuando estamos en este estado de alerta, los signos vitales se estabilizan por medio de respirar profundo. Se inhala para asegurar la oxigenación óptima y completa, y la exhalación libera naturalmente la tensión física y la alteración. Cuando se exhala y se libera el aire se sueltan los hombros, el pecho y el abdomen se vacían naturalmente y la tranquilidad aparece. La exhalación será siempre la forma más natural y certera de relajación.

Respiración y Yoga

En la práctica del yoga, la respiración se utiliza para todos estos motivos: se respira profundo y se exhala por nariz siempre a nuestra mayor capacidad, expandiendo el pecho, abriendo las costillas y llenando a nuestros pulmones sin tensionar los hombros. La inhalación es un pequeño impulso que nos ayuda a lograr movimientos como descargas leves de energía y fuerza; la exhalación es la estabilización en la postura, el control y la libertad del cuerpo. La respiración profunda es esencial en la práctica del yoga, pues como sabemos el cuerpo necesita más oxigeno que si está en reposo. No se debe dejar a un lado además que muchos beneficios de las colocaciones aumentan con la respiración profunda, como la postura Matsyasana o Paschimoattanasana.

Desarrollo pulmonar

La respiración profunda y consciente en estas y otras posturas también ayudan a desarrollar la capacidad respiratoria, es decir, se abren y se expanden espacios en los pulmones donde el aire no llega con la respiración automática, por lo que su capacidad para respirar y llenarse de aire aumenta cada vez que practicamos la respiración profunda.

Exhalación y libertad

En la relajación consciente, la reparación se utiliza para relajar el cuerpo, centrar la atención en la forma en que controladamente al exhalar, se liberan los músculos hacia la tierra y no hay nada de peso sostenido. Cuando se centra la atención en la respiración, la mente no se distrae y se enfoca únicamente en optimizar el proceso de organización en el organismo entero.

Esta son unas de las muchas razones que te presentamos para que, por si aún no inicias la práctica del yoga, te motives y compartas con los demás los beneficios de este bello sendero.

Hasta nuestra siguiente entrega.

Leticia Elizabeth

Instructora de Hatha Yoga Centro Español El Salvador. 26 años, maestra de Técnica de Ballet Folclórico y Yoga para niños. Estudios en Nicaragua y El Salvador.

Nos gustaría saber lo que piensas

Leave a reply

CERRAR
Yogateca