10 formas de “mosquear” a tu profesor de yoga (y 10 consejos para evitarlo)

He estado practicando yoga desde hace más de 15 años. Los comienzos de mi practica de yoga fueron con mi madre en el salón de casa, más tarde asistiendo a distintos centros de yoga y escuelas, donde fui conociendo y practicando distintos estilos.

En los últimos años comencé a estudiar y profundizar en el yoga, y con el tiempo comencé a impartir clases.

Ahora me doy cuenta, como profesora y como alumna, de la cantidad de cosas que hacemos, a veces un tanto molestas e irrespetuosas, cuando asistimos a las clases de yoga. Algunas de estas os las presento a continuación:

1) Ser Impuntual

NO. Llegar tarde a clase, haciendo mucho ruido y golpeando la puerta con fuerza por si acaso todavía alguien no te ha oído, ¡aunque la clase haya comenzado hace 10 minutos!

SI. Consejo: llega temprano para la próxima clase, así te dará tiempo a colocarte y a ir entrando en el ambiente agradable de la sala, deja la prisas fuera y guarda silencio para no molestar a tus [email protected]

2) Abonar la mensualidad

NO. Llevas asistiendo 15 días a las clases de yoga y ¡aún no has abonado el importe de las sesiones! Quizás estés pasando por un momento económico complicado y tengas dificultades para afrontar el pago.

SI. Consejo: informa a tu profesor, él lo entenderá y llegareis a alguna solución; pero quizás eres un poco despistado o te cuesta “soltar” el dinero, debes pensar entonces que el centro de yoga al que asistes tiene también sus gastos y que debe hacer frente a ellos cada mes: luz, teléfono, salarios, etc. Sé responsable y piensa en lo demás, ¡abona tu mensualidad dentro del plazo!

3) Hablar Durante La Clase

NO. Hablar con tu amigo durante toda la clase, pensando que todo el mundo quiere saber lo que hicisteis el fin de semana. ¡Si quieres podemos parar la clase para que todos podamos escuchar tus fantásticas historias!

SI. Consejo: espera a que termine la clase y después de la sesión de yoga os podéis ir a merendar juntas para contaros todo lo que queráis, piensa que igual a lo demás no les importa mucho lo que hagas en tu vida privada…

4) No Hacer Espacio Para los demás

NO. Ocupar con tu esterilla el espacio de dos o tres personas ¡y defender tu sitio por encima de todo!

SI. Consejo: hay sitio para todos en la sala, cada alumno es libre de ocupar el espacio que más desee, no eres la única persona que va a asistir a la sesión.

5) Correcciones a tu profesor

NO. Corregir al profesor cuestionando su forma de impartir la clase, delante del resto de los compañeros.

SI. Consejo: confía en la persona que imparte la clase, si lo hace es porque está perfectamente cualificado para ello. Quizás vengas de otro estilo de yoga o escuela y los ejercicios y forma de la clase sean distintas, aprovecha entonces la ocasión para avanzar en tu camino y descubrir asanas de yoga que no conoces, y cualquier duda pregúntale a tu profesor al terminar la clase, él te ayudará encantado.

6) Ir por libre en la clase

NO. Hacer lo que quieres en la clase, sin prestar atención a las indicaciones del profesor y sin respetar a tus compañeros.

SI. Consejo: Estoy a favor de las modificaciones en las posturas que le funcionan mejor a cada uno, pero dentro de lo razonable. Hacer posturas de equilibrio mientras el resto de tus compañeros están haciendo el Saludo al Sol no es muy correcto ni agradable para el resto de la clase, se rompe la armonía creada.

7) Tratar De Ser El Profesor

NO. Alumnos avanzados que en cuanto el profesor de yoga se “despida”, no pierden la oportunidad de quitarles el puesto.

SI. Consejo: Cierra los ojos y disfruta de la práctica, estas asistiendo a la clase como alumno, no eres responsable de esta clase, respeta el trabajo de tu profesor.

8) Comer chicle en la clase y reir a pierna suelta

NO. Masticar chicle en clase, ¡haciendo pompas y todo! y partirte de la risa cuando ves a tu compañeros hacer asanas que no conoces.

SI. Consejo: mejor tira el chicle porque te resultarán muy complicadas alguna asanas y pranayamas si estas masticando chicle y sobre todo si estas haciendo ruido no resultará muy agradable para el resto de la clase. A todos nos ha entrado la risa en alguna ocasión en clase de yoga, pero de ahí a pasarte toda la clase riéndote……ya no resulta tan graciosos para el resto, quizás sea mejor que salgas unos minutos fuera de la clase, tomes aire y cuando te encuentres más tranquilo retomes la clase, todos te lo agradecerán.

9) Comer ajo antes de la clase

NO. Tomar alimentos que dejan un aliento muy fuerte, ir muy perfumada a la clase o no haberte duchado y oler a sudor son formas de conseguir que nadie quiera poner su esterilla a tu lado durante la clase de yoga.

SI. Consejo: evita comer unas horas antes de la practica de yoga, y si lo haces mejor que sean frutas, zumos, infusiones, etc, evita los perfumes fuertes y procura ir limpio y aseado cuando vayas a asistir a una practica de yoga.

10) No Preocuparse Por Los Demás

NO. Pasar olímpicamente de los demás y de la sala.

SI. Consejo: presta atención y ten en cuenta que aunque la práctica de yoga sea personal, no eres la única persona en la sala, respeta el entorno y cuida el ambiente. Entre todos conseguimos una practica de yoga armónica y muy agradable.


¡Vamos a ser considerados y respetuosos con los demás!

Fuente: http://www.doyouyoga.com/top-10-ways-to-piss-off-your-yoga-teacher/

DoYouYoga es un blog de yoga de yoguis para yoguis. Es una plataforma para entusiastas del yoga quienes quieren compartir su conocimiento con los demás. Página Web: http://www.doyouyoga.com

Nos gustaría saber lo que piensas

Leave a reply

CERRAR
Yogateca